Falsos positivos P2P, o cómo una descarga online te puede arruinar la vida

26.08.2015

El pasado julio un juzgado de Granollers, Barcelona, absolvió a un usuario acusado de descargar pornografía infantil en internet. Esta persona había accedido a través de redes P2P a un archivo con el nombre "Recetasfaciles.rar" creyendo que encontraría lo que el propio nombre indica: recetas. Pero no, en realidad se topó con algo mucho peor: pornografía infantil. La persona acabó detenida, con sus ordenadores requisados y teniendo que demostrar que no tenía ni idea de lo que se había intentado descargar. Casos como este, conocidos como falsos positivos, han descendido drásticamente en los últimos años pero aún te pueden, literalmente, arruinar la vida.

Carlos Sánchez Almeida, abogado especializado en Internet, explica a Teknautas esta problemática con una imagen muy efectiva: "es como si alguien se cuela en tu casa o en tu coche para almacenar cocaína y luego te coge a ti la policía". Parecido.

Según el artículo 189 del código penal, las penas de cárcel por producir, distribuir, compartir y, a partir del pasado 1 de julio, acceder a pornografía infantil pueden subir hasta 5 años de cárcel, y hasta 9 años si están involucrados menores de 16 años o el contenido es especialmente degradante o vejatorio. Penas lógicas para quienes cometen de verdad el delito, pero que suponen una barbaridad para quienes se han descargado por error estos archivos. ¿Cómo puede ocurrir algo así?

Artículo completo en El Confidencial