Diez años sin cuartel

29.06.2010 | Por: Carlos Sánchez Almeida

En un rincón perdido de mis discos duros guardo documentación de hace mucho tiempo: normalmente se trata de ficheros de texto, con borradores de reflexiones que posteriormente vieron la luz en la Web. Pero en esa especie de papelera sin fondo están las ideas en bruto, tal como salieron.

La Fundación Orange me invita a reflexionar sobre lo ocurrido en 10 años de la sociedad de la información. Y he pensado que pocas cosas podían reflejar mejor los cambios que una foto fija del año 2000. Así que he buscado en la papelera del tiempo perdido, para encontrarme con mis palabras de hace una década, con un Carlos mucho más joven e ingenuo. Con más fuerza que ahora, pero con mucho menos sosiego.

En el viejo texto declarábamos, desde el océano de los bytes, una guerra sin cuartel a las estructuras del imperio de los átomos. Decíamos entonces que Internet iba a ser el campo de batalla, y la última patria de los que, ya entonces, habíamos dejado de creer en los cantos de sirena.

Han sido diez años de cambios legislativos: hemos presenciado una y otra vez la derrota de aquellos que, mediante leyes ancladas en el pasado, pretendían amordazar Internet una y otra vez. Diez años de escaramuzas en mar abierto, con presas de uno y otro lado, de avances y retrocesos. Diez años para comprobar que la historia sólo avanza en un sentido: el del progreso.

En diez años la Red ha madurado, y hoy es más fuerte que nunca. El poder político del pasado no ha avanzado ni un solo centímetro: sólo han hecho progresos aquellos que han sabido adaptarse a un nuevo mundo, con nuevas reglas. Un mundo transparente, que nos pertenece a todos. Un mundo al que le pertenece el futuro.

Informe E-España 2010, Fundación Orange