El máximo responsable de privacidad de Google, procesado en Italia

04.02.2009 | Por: Pablo Romero - elmundo.es

 

Un tribunal de Milán procesará al máximo responsable mundial de privacidad de Google, Peter Fleischer, por los cargos de difamación y falta de control de datos personales, a raíz de la publicación en Google vídeos de imágenes de unos jóvenes de Turín mientras maltrataban a un chaval con síndrome de Down. Los otros altos ejecutivos acusados son David Drummond, vicepresidente y responsable legal, Arvind Desikan, responsable de Google Vídeo para Europa, y George Reyes, antiguo responsable financiero.

Según informan diversos sitios citados por la página Kriptópolis, Fleischer -que ya ha declarado ante el fiscal de Milán tras protagonizar una conferencia en la universidad de esa ciudad- debe comparecer hoy ante el Tribunal Penal de Milán.

La historia arranca en 2006, cuando tres muchachos agredieron a otro con con el síndrome de Down, y uno de ellos colgó el vídeo en la versión italiana de Google Vídeos el 8 de septiembre de ese año. La compañía recibió quejas sobre el mismo los días 6 y 7 de noviembre, y lo eliminó ese último día.

No obstante, el fiscal Francesco Cajani cree que al permitir la publicación del clip, de 191 segundos de duración, los ejecutivos de Google infringieron el Código Penal italiano, por lo que les acusa de los delitos de difamación y violación de la intimidad.

En el caso de ser declarado culpable tras el juicio, el directivo de Google podría tener que afrontar una condena de prisión de hasta tres años. Kriptópolis recuerda que "los proveedores de Internet no son responsables en Italia de los contenidos publicados, pero sí los proveedores de contenidos, como Google".

Google: "Una decisión equivocada"

En una declaración oficial, Google afirma lo siguiente: "Como ya hemos dejado claro en repetidas ocasiones, nuestros corazones están con la víctima y su familia. En todo caso nos complace que como resultado de nuestra cooperación los maltratadores del vídeo hayan podido ser identificados y castigados. Sin embargo, creemos que llevar este caso a los tribunales es una decisión totalmente equivocada".

La compañía compara el caso con "procesar a empleados del servicio de correos por hacer envío de cartas cuyo contenido suponga una incitación al odio". "El hecho de responsabilizar a las plataformas de alojamiento por el contenido que suben los usuarios es un ataque directo a un Internet libre y abierto", afirma Google, quien asegura que seguirán "defendiendo a nuestros empleados en este proceso".

Bárbara Navarro, Directora de Relaciones Institucionales de Google España, añadió que "el vídeo, una vez fue notificado, se retiró inmediatamente de la plataforma porque Google Vídeos retira todo aquel contenido que haya sido notificado por parte de los usuarios y su contenido sea ofensivo e ilegal".

La legislación europea

El abogado especialista en Nuevas Tecnologías e Internet Carlos Sánchez Almeida, quien además es colaborador de elmundo.es con el consultorio el Abogado del Navegante, está de acuerdo con la compañía y apunta que "una cosa es que tenga que retirar los contenidos si lo pide una autoridad, y otra muy distinta es que se pueda responsabilizar a Google por contenidos subidos por los usuarios".

Almeida se remite a la legislación de la UE que rige sobre la materia: "De conformidad con la Directiva Europea de Comercio Electrónico, sólo habría responsabilidad del intermediario en la transmisión de contenidos ajenos en el supuesto de que se negase a retirar los contenidos a petición de una autoridad competente".

Colgar vídeos de agresiones a menores y discapacitados en YouTube se ha convertido en los últimos tiempos en una lamentable práctica que, a menudo, ha terminado en los tribunales.

Publicado originalmente en elmundo.es