Delitos informáticos

Delitos informáticos

Bufet Almeida ofrece un servicio integral de defensa jurídica especializada en derecho penal informático. Una parte importante de nuestra actividad se orienta a la defensa de personas y empresas afectadas por la legislación sobre delitos informáticos, en todas sus vertientes. Los abogados de Bufet Almeida acumulan una importante experiencia en la defensa de asuntos penales relacionados con las nuevas tecnologías, enjuiciados con arreglo al nuevo Código Penal de 1995.

Amenazas, coacciones, calumnia e injuria a través de Internet, falsificación de tarjetas de crédito, acceso no autorizado a sistemas informáticos, revelación de secretos, daños informáticos, introducción de virus, interceptación de correo electrónico, espionaje industrial, estafa informática, defraudación de telecomunicaciones, delitos contra la propiedad intelectual e industrial, pornografía infantil...
múltiples casos en los que los letrados de Bufet Almeida han ejercido la defensa o la acusación, dotan a este despacho de la más amplia experiencia en la materia.

Desde nuestra experiencia queremos contribuir a la erradicación de los falsos mitos establecidos. La inmensa mayoría de las empresas y ciudadanos españoles respetan la ley, pese a lo que insistentemente se afirma por los agentes económicos interesados en crear un estado de opinión contrario.

Entre nuestros clientes se cuentan personas y empresas procedentes de múltiples sectores sociales, desde programadores y ensambladores de hardware a profesionales de la educación, técnicos y universitarios, que sostienen con su esfuerzo diario el prodigioso avance de las tecnologías de la información.

Seguridad y criptografía

En colaboración con uno de los cuadros técnicos de mayor prestigio europeo, Bufet Almeida ofrece a sus clientes servicios de consultoría de seguridad, orientada tanto a proveedores de Internet como a cualquier empresa o particular con presencia en la Red.

También prestamos soporte técnico y jurídico, a fin de preservar los secretos profesionales, a todo tipo de empresas, incluyendo despachos de abogados.

Disponemos de un gabinete de crisis, preparado para actuar ante cualquier acceso no autorizado a sistemas telemáticos, adoptando las oportunas medidas que aseguren la invulnerabilidad del sistema y la garantía constitucional de las pruebas obtenidas.