Auto de sobreseimiento provisional de la querella presentada contra Menéame por presuntas calumnias

30.09.2015

El presente auto, que se publica a efectos informativos, ha sido revocado por la Audiencia Provincial de Barcelona. La causa penal sigue su curso en fase de instrucción.

 

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Nº. TRECE
BARCELONA.
Diligencias Previas nº 5471/14-A


A U T O

En la ciudad de Barcelona, a veinticinco de septiembre de dos mil quince.

ANTECEDENTES de HECHO

PRIMERO.- Que por el Procurador de los Tribunales Dª. A.R.F., actuando en nombre y representación de D.V.C. se interpuso querella contra C.P.L. J.B.V.G. etc. y la mercantil Meneame Comunicacions S.L., a quienes imputaba la autoría de un delito de calumnias.

SEGUNDO.- Que por auto de 05.11.2014 se admitió a trámite la querella contra J.B.V.G. y la mercantil Menéame Comunicacions S.L. y por auto de 22.12.2014 contra C.P.L.

Que se ha recibido declaración a los querellados, con el resultado que obra en autos y certificación emitida el 26.08.2015 por el Colegio de Abogados de Barcelona.

RAZONAMIENTOS JURIDICOS

PRIMERO.- El querellante fundamenta la querella en el hecho de que los querellados le han imputado, durante el año 2013, el delito de intrusismo en la abogacía al haber publicado frases tales como : "¿porqué un empleado (se refiere a la mercantil Fargas Economistas y Abogados S.L.) que firma como abogado su correo de @fargas_empresas no aparece colegiado en ningún lugar?, ¿intrusismo y falsedad? o "en la web de fargas_empresas aparece como abogado un tipo cuyo nombre no aparece en ningun colegio " etc.

Pues bien, en certificación emitida el 26.08.2015 por el Il.lustre Col.legi de l'Advocacia de Barcelona consta que el querellante estuvo en situación de baja total desde el 13.12.2006 hasta el 25.11.2013 en que se reincorporó como ejerciente, situación en la que se halla en la actualidad. Es por ello que al no aparecer como colegiado (ejerciente o no ejerciente) en el colegio de Abogados de Barcelona los querellados podían sospechar e incluso afirmar que el querellante pudiera estar cometiendo un delito de intrusismo profesional (art.403 C.P.) habida cuenta que no aparecía en situación de alta en el colegio de abogados.

Debe, por otra parte y a tenor de la significación que al sustantivo abogado ofrece la Real Academia de la Lengua Española (Licenciado o doctor en derecho que ejerce profesionalmente la dirección y defensa de las partes en toda clase de procesos o el asesoramiento y consejo jurídico ), debe de tenerse en cuenta que la licenciatura académica que permite el acceso a los colegios de abogados, y en consecuencia al ejercicio de la profesión liberal que ello conlleva, es la de Licenciado en Derecho, licenciatura y estudios que nunca han sido cuestionados o puestos en duda por los querellados que, en cualquier caso, se referían siempre a la profesión de abogado.

Es por todo lo anteriormente expuesto y teniendo en cuenta que el delito de intrusismo consiste en ejercer actos propios de una profesion careciendo del título que le habilite para ello y que siendo público el registro de abogados colegiados (al que los particulares pueden acudir en consulta) y no siendolo el de licenciados en derecho, resulta evidente que la única forma en la que los querellados pudieran haber reconocido la licenciatura del querellante es que este les hubiera facilitado información al efecto, lo que no consta en la causa por lo que, resulta evidente, no está suficientemente justificada la perpetración del delito que dio lugar a la formación de la causa incardinándose, tal supuesto,
en las previsiones del artículo 641.1 de la LeCri, procediendo el sobreseimiento provisional de la misma a tenor de lo previsto en el art. 779.1º del citado texto procedimental y sin perjuicio de su reapertura a tenor de la información que el denunciante pudiera aportar en el futuro.

En virtud de todo lo expuesto:

PARTE DISPOSITIVA

Que no resultando suficientemente justificada la comisión del delito objeto de la inicial denuncia procede, al amparo de lo dispuesto en el art. 779.1º de la LeCri., en relación al 641.1º, el sobreseimiento provisional de la causa y su archivo.

Esta resolución no es firme y contra la misma podrá interponerse recurso de reforma, en el plazo de los tres dias siguientes al de su notificación o de apelación (ya sea directamente o con carácter subsidiario con el de reforma) en el plazo de los cinco dias siguientes a la notificación de la resolución primeramente impugnada o de la reforma desestimada.

Así lo dispone y firma D. Juan Antonio Ramirez Sunyer, Magistrado-Juez del Juzgado de Instrucción número TRECE de Barcelona.

 

 

Diligencia de Ejecución: Seguidamente se cumple lo acordado. Doy fe.